Ir al contenido principal

"¡Luego dicen que las mujeres no corren!"

La del título fue la frase que pude oir a dos amables ancianos el sábado pasado durante el evento de Mujeres Que Corren celebrado en Getxo. Ambos se mostraron contentos de ver a un grupo tan grande recorriendo el bidegorri hasta el Puente Colgante, y no fueron los únicos.


Más de uno miró curioso, aplaudió o animó al paso de las Mujeres Que Corren, reforzando así aun más el sentido de esta gran idea. Y algunos quizás no supieran el objetivo de luchar contra la leucemia infantil, pero seguro que de saberlo, empatizarían en mayor medida si cabe con la causa.

Personalmente, y tras no poder acudir a la quedada del año pasado, fue un placer poder ayudar en algo tan simple y que a la vez sirve para ayudar en la investigación sobre la leucemia infantil. Simple, porque el hecho de correr no requiere de gran logística, aunque a su vez, tanto organizar el evento como el esfuerzo que mucha gente hizo por completar los circuitos conllevan un trabajo considerable.

Esperemos que cosas así se sigan repitiendo, aunque sinceramente, lo menos posible, por todo lo bueno que ello supondría.