Ir al contenido principal

Como lavar las zapatillas de Trail


Mi compinche "Scarface" Aitor por fin ha podido salir a entrenar tras superar un incidente doméstico que le ha tenido en dique seco sin poder hacer ni un solo kilómetro.  El hombre andaba con ganas además ya que quería estrenar las zapas que se había pillado, una FujiTrabuco. Aitor, una verdad sobre la vida es que nunca estarán tan bonitas como el primer día, pero las querrás más a cada kilómetro que pase.

FujiTrabuco

Poco le ha durado a Aitor la contemplación ya que ha sido abandonar la ciudad, encender el frontal y empezar a meter el zanco en todos los charcos del camino, en los de agua y en los de barro. No volverán a lucir como el primer día, pero aquí tienes algunos trucos para que al menos sigan aparentes y el barro no se las coma.

Cómo lavar las zapatillas de Trail

Lo que yo hago es separar plantillas por un lado y zapas por otro, lavar con agua fría y secar al aire con bolas de papel de periódico dentro de las zapas. Al tercer cambio de papel ya salen secos y puedes volver a quemarlas. No conviene usar ningún procedimiento mecánico ni para el lavado ni para el secado.

Si no hemos chapoteado mucho en el barro basta con pasarles un trapo o bayeta húmeda. En muchas ocasiones suelo usar toallitas húmedas de la cría.

Otros consejos para cuando están muy sucias son estos:

www.cdmsport.com 
  • Entonces recomendaría retirar los cordones e introducir las zapatillas en un barreño con agua y un poco de jabón líquido o detergente –el mismo que usamos para la ropa-, para limpiar la suciedad con una esponja. Por su parte, los cordones se pueden introducir sin problemas en la lavadora con las demás prendas. 
www.asics.es
  • La suciedad en la superficie, como el barro o el polvo, se puede limpiar con un cepillo de dientes o para las uñas viejo, un poco de agua caliente y jabón antigrasa abundante. Así se pueden mantener las zapatillas limpias, y es recomendable hacerlo de vez en cuando.
http://www.passatgesport.com/
  • Si realmente se ensucian mucho porque llueve o se pisa una charca o barro, lo más recomendable es no dejar que se seque la suciedad. Lo ideal es que inmediatamente después de llegar a casa se pongan en remojo para ablandar la suciedad y se limpien.
Bueno, Aitor, espero que el próximo día que nos veamos para entrenar reluzcan como el primer día.