Ir al contenido principal

Momentos con magia...

...son esos en los que sales a correr esperando que no te pille la noche, y correr a oscuras acaba siendo lo más relajante y la solución a los agobios diarios.












Es mirar alrededor para disfrutar del paisaje y aislarte de todo, dejando de sentir incluso el aire más frío que tan fuerte te azota. Es pararte a coger aire, contemplar, y retomar el camino con más fuerza.



Es ver una sombra y darte cuenta que es la brillante Luna proyectando tu sombra contra el monte. Es sentir cada paso hasta dejar de sentir miedo a las malas pisadas a oscuras...