Ir al contenido principal

Running Reservón

Ya queda menos de un mes para el Marathon de Donosti y aunque aun estamos escalando la cima de esta "Campana de Gauss" que suelen ser las preparaciones para una marathon, atrás van quedando algunos cientos de kilómetros y algunas molestias que de momento no han ido a más.


Digo que aun queda lo más duro ya que se acercan las temidas tiradas de 30 kilómetros este domingo y el que viene y con ellas la garantía de que por lo menos vas a acabar el marathon. En mi grupo de entrenamiento se la conoce como "la distancia del dinero", la barrera en donde empieza el marathon.

Sabedores de esto hoy hemos entrenado 18 kilómetros a un ritmo pachanguero, reservón. Había un ambientillo ahorrador de fuerzas que hacía que todos fuéramos con el freno de mano echado. 

Bueno, todos todos no, ya que alguno que correrá la Behobia la semana que viene ha ido tirando la caña con todo tipo de cebos pero ninguno hemos picado. Creo que al final alguno se ha ido un poco encabronado para casa, pero que le vamos a hacer, cada uno tiene su entrenamiento en la cabeza.

Hasta el domingo a descansar lo que se pueda y a comer y beber bien. Es mi segunda marathon y tengo que confesar que va a ser la primera vez que voy a hacer una tirada tan larga en un entrenamiento. Creo que este, entre otros fue uno de los más grandes errores que cometí el año pasado.