Ir al contenido principal

El GinTonic del Runner

Todo el que corre sabe que los runners no bebemos agua, los runners nos hidratamos y que los runners no comemos, los runners consumimos hidratos...proteínas...vitaminas...En algunas ocasiones hay que ser muy fuerte para mantener la disciplina.
 
 
 
Este fin de semana he tenido una boda en Valladolid. Se casaba un primo...maratoniano también. Como quiera que estamos en la 5ª semana de preparación para el Marathon de Donosti no era plan de hacerme el loco con el entreno del fin de semana ni con la preparación.
 
Así, tras fracasar mi intento de quedar con @juegopasivo para que me hiciera un tour de 15 kms por la ciudad, el sábado me calcé las zapas y salí a entrenar por el parque forestal urbano Cerro de las Contiendas. El año pasado visité la ciudad para...ejem...una despedida de soltero y vi que había una carrera por aquella zona y pensé que la próxima vez que volviera correría por allí. El entreno no fue muy disfrutón, muchas cuestas, malas sensaciones y con el freno de mano echado ya que luego tenía que pasarme muchas horas danzando en la boda y no quería dolores de piernas ni empezar a pedir la hora a las cinco de la tarde.
 
Ya en la ceremonia y posterior fiestorro pues también con el freno de mano echado. Los entrantes pasando por delante mío y todos preguntándome que porqué no comía, si es que no tenía hambre. Normalmente en las bodas me como lo mío y lo de mi mujer, pero claro, un exceso como este lo hubiera pagado. Llega el baile y también los cubatas comienzan a desfilar por mi cara. Llegado  a este punto cedo, la carne es débil, cae un Gin Kas y un Gin Tonic. En ese momento aparece otro primo con 3.31 en el MAPOMA y me empieza a vacilar. Me repongo y pido agua con un par de cubitos de hielo para que parezca lo que no es. Acabo de inventar el Gin Tonic del runner.
 
A la 1.30 h a casa sin haberme pasado con la comida ni la bebida y dispuesto a afrontar una dura semana con 5 entrenamientos.