Ir al contenido principal

Verano del 96

Aunque han pasado ya 17 años hoy me ha venido a la cabeza el verano del 96. No me preguntéis porqué.

En aquel entonces los veranos eran largos y había tiempo para todo. No había expectativas mejores que ver pasar la vida. Era acabar los exámenes de la Universidad y marchar al pueblo. Tiempos de trenes y autobuses. Los días eran largos y calurosos y las noches más. Me vienen recuerdos de canciones de Extremoduro, Platero y tú y Roberto Carlos. También de noches de fiesta y largas partidas de póker hasta casi el amanecer.

Todo estos recuerdos me vienen en flashes a la cabeza, difuminados sin duda por el paso del tiempo. Sin embargo, hay uno que tengo muy nítido, muy claro, como si fuera ayer.Se trata de aquella madrugada durante la Olimpiada de Atlanta en la que Michael Jonshon voló, con ese estilo tan peculiar, hasta batir el récord de los 200 metros lisos.

Un estilo peculiar en la era pre Usain Bolt. De alguna manera dos atletas peculiares por su físico o por su estilo que  marcan o han marcado una época.