Ir al contenido principal

Dolor en el talón

Poco a poco las vacaciones de verano van llegando a su final y va tocando la hora de ir haciendo balance. Antes del verano mi objetivo fundamental era el de recuperarme de las molestias (ya sabéis que los runners no tenemos lesiones...). Después de las semanas de fisioterapia y reposo absoluto que me prescribí desde mediados de julio hasta la primera semana se agosto ya he acumulado la tercera semana de entrenos.
 
Como digo, tras tres semanas de entrenamientos doy por superada la fascitis que me ha martirizado durante los últimos meses aunque no pienso perderla de vista y trataré de recuperar bien tras cada entrenamiento utilizando la técnica del rodillo con una botella.
 
Otro cantar es la molestia que tengo en el talón, en la parte lateral interna. No es un dolor que me impida correr, especialmente cuando ya he entrado en calor pero me preocupa mucho que llegue el momento de subir el volumen y la intensidad de los entrenamientos y no pueda recuperar bien.
 
Además del tratamiento habitual de hielo tras los entrenamientos voy a intentar hacer parte de los recorridos de los entrenamientos por zonas ajardinadas para tratar de restar kms al asfalto. Otra medida que voy a experimentar y sobre la que no he visto mucha información en las webs especializadas en running es el un gel de Aloe Vera por las noches.
 
Seguiré investigando y experimentando.