Ir al contenido principal

Semana de pasión hasta la Kosta Trail

Comienza la semana previa a la Kosta Trail. La carrera por la que llevamos suspirando varios meses. Varios meses de lesiones en los que he tenido que poner el contador a cero para superar una fascitis que me llevaba incordiando desde el maratón nocturno. Esto fue finales de marzo. Desde entonces cientos de kilómetros de subir y bajar, de mirar al suelo y de perdernos paisajes. De hecho, si algo bueno tienen los avituallamientos además de las razones obvias, es que es el único momento en el que puedo levantar la cabeza. Cuando subo miro al suelo por el esfuerzo y cuando bajo, lo miro para no caerme...
 
 
 
Sin embargo, para llegar a eso todavía queda mucho que pasar esta semana. Para empezar hay que recuperar bien del entreno de hoy. 20 kms que nos han servido para reconocer gran parte del recorrido de la Kosta Trail. Ya sé que son muchos para la última semana, pero necesitaba un entreno con buenas sensaciones después de tener que pararme el martes y no salir el jueves para prevenir.
 
El martes saldremos a trotar un poco suave para ir cargando las pilas. Un trote de recuperación sin más ambición que la de tener buenas sensaciones.
 
A partir del jueves empieza lo bueno ya que por la tarde tenemos un cliente que viene de Israel y estará 24 horas en Bilbao. Si mi compinche @aitorSBBP no se recupera de su lesión, haré este running tour por la tarde. Este cliente quiere hacer un tour customizado de 90'. Hay que estar a la altura.
 
Más tarde, el sábado por la mañana, tenemos otra pareja de clientes. Esta vez venidos desde Huesca. Se trata de la ganadora del concurso que junto con @granbilbao hemos promovido en la revista Oxygeno. Con ellos haremos el circuito Bilbao en una Carrera. No será conveniente forzar ya que el domingo necesitaremos cada gramo de energía del que podamos disponer.
 
Por supuesto, todo esto aliñado con varios kilos de macarrones y litros y litros del mejor agua de Bilbao.