Ir al contenido principal

El día que conocí a Virginia Berasategi


Fue el verano pasado, durante la Aste Nagusia en la que VB fue la pregonera. Cada vez más, desde que soy padre, disfruto de las fiestas durante el día y fue en una de estas salidas en la que llevamos a los niños a una fiesta de espuma cuando nos cruzamos con ella. Aunque el que perseguía la foto era yo, como buen bilbaíno, primero mandé a la cría para romper el hielo y tras ella fui yo a hacerme la foto.

Fue después cuando le mandé la foto a través de facebook y aproveché para contarle lo que hacíamos en www.bilbaoopentourism.es . "Si te animas..." le dije. En un segundo contacto, hacia mediados de enero, tanteé a VB para organizar alguna quedada para mujeres, algún entrenamiento dinamizado por ella. "Me encanta la idea. ¿Podrías escribir a mi manager para concretar todo? ..." 

Ahí que me lié la manta a la cabeza y aunque me daba respeto lo del manager, concerté una cita en el Hotel Ercilla. Lo que salió de allí fue la posibilidad de poder desarrollar un producto de sightrunning en el que VB pudiera correr con los visitantes de nuestra ciudad. "Me encantaría hacer lo que tu haces..." Ni que decir tiene que desprende todos los valores que harían que fuese fantástico trabajar con ella: bilbainía; profesionalidad; simpatía; cercanía; esfuerzo; superación; es un rol model para muchos atletas y tiene el reconocimiento del mundo del deporte.

En estas que nos ha sobrevenido la noticia del positivo de VB  durante el pasado Triathlón de Bilbao. Si se confirma este positivo...pues otra decepción más que sumar a la de tantos deportistas. La cosa pinta mal pero todavía hay que esperar a ver qué ocurre, ya que somos muy dados a enterrar a la gente según salen las noticias en la prensa.