Ir al contenido principal

Por cortesía de la casa

Este fin de semana he tenido un test importante de cara a la Kosta Trail. El sábado hemos corrido la IV subida al Pagasarri.

Durante la semana habíamos comentado que era un entrenamiento con dorsal, pues tengo que confesar que he acabado bastante contento. 18 km en 1 hora 31 minutos. El puesto 14 en la clasificación general y con buenas sensaciones. Desde el Monte Arraiz hasta Ganeta pasando por el Pagasarri y vuelta a bajar. 10 km de subida y 8 de bajada. Cada día un poco mejor después de la lesión. Lo mejor de la prueba fue el avituallamiento final, con chorizo, queso, salchichón, pan...Un colofón distendido para una prueba en familia.



Lo mejor del finde ha venido después de la carrera ya que al volver a casa tenía una llamada de uno de los hoteles que más colaboran con nosotros, el Hotel Gran Bilbao. Se han puesto en contacto conmigo para comentarme que había una posible cliente que quería ir al monte al día siguiente. Lo primero que he pensado ha sido OMG, después de la paliza de hoy, lo que me faltaba era otra paliza por el monte al día siguiente.

Falsa alarma. Lo que quería era un guía de montaña para pasar una mañana entre la naturaleza. Cuando le he comentado al personal de recepción que nosotros hacemos tours corriendo, que nos somos guías de montaña, me han preguntado cómo le podían indicar para ir ella sola. Segundo OMG!!! Mejor si voy... la recojo y la llevo yo mismo.

Así que allí me he plantado a las 9 de la mañana para recoger a Enrietta, una naturalista irlandesa que quería "perderse en la naturaleza". Buff!! tercer OMG del fin de semana...Mira, lo más así que tenemos en Bilbao es el Monte Pagasarri, que además de naturaleza, es un icono de Bilbao.

Allí la he dejado, parándose a cada paso del camino mirando plantas y haciendo fotos. No somos guías de montaña, hacemos tours corriendo por la ciudad y por el monte, así que lo de hoy ha sido un favor por cortesía de la casa.