Ir al contenido principal

Historia de una fascitis plantar

Finalmente, he dedicido parar y hacermelo mirar.
Todo empezó tras la maratón nocturna de Bilbao celebrada el pasado 20 de octubre. El primer error fue no descansar lo suficiente. Sabes que hay que parar, descansar y recuperar bien tras correr los 42 kms, pero me veía fuerte y el 1 de noviembre salí e hice 18 km rapiditos. Ahí noté el primer cosquilleo en la planta del pie pero no le dí importancia. Una de tantas molestias...
El domingo 4 de noviembre hice 25 kms con un amiguete que estaba preparando la maratón de Donosti. En ese momento, en ese entrenamiento, me sobrevino la lesión. En estos meses ha habido altibajos, con dolores nada más levantarme de la cama, imitando a Chiquito de la Calzada los días después de entrenar...Porque claro, sabéis que lo de parar se lleva mal. Recordad que los runners tenemos problemas con la autoridad .
En las últimas semanas la situación había mejorado un poco. Una amiga me pasó una serie de ejercicios para tratar la dolencia y entre ellos he notado avances haciendo el "rodillo" con una lata fria. Este ejercicio contribuye a relajar la musculatura de la planta del pie y el frio mitiga el dolor.
curar una fascitis


Estas últimas semanas he estado forzando con la idea de estar preparado para la Semana Santa, ya que es ahora cuando empieza la temporada turística en Bilbao y hay que estar en forma. Pero una vez pasada, ya no hay disculpas. He acudido al fisio a que me "arregle". Voy muy mentalizado para escuchar la frase de "un par de semanas de reposo absoluto". Esta vez haré caso. También cambiaré de calzado. Las Cumulus me han hecho un gran servicio.

ejercicios fascitis


Por supuesto, antes de parar he aprovechado bastante estos días, con sesiones de 15 km el jueves, 12 el viernes, 26 el domingo, 10 el lunes y 12 el martes ;-)