Ir al contenido principal

Como beneficia a un corredor una tarde haciendo el vago

Esta tarde ha puesto el broche final a una semana un poco más intensa de lo habitual en el tema deportivo con dos entrenamientos por asfalto (10+18), uno por el monte (15) y una salida al monte con familia y amigos (10). No es ni de lejos la semana que mas kms hemos hecho pero ahora que no hay retos a la vista no hay que ser tan exigente.

Si además tienes la oportunidad de quedarte sólo en casa durante la tarde, aquí tienes unas sugerencias sobre como usarlo en beneficio del running.

Una siestecilla elegante siempre viene bien para recuperar las energías y las piernas cansadas. Además, así empiezas con un poco más de ánimo la semana.

Puedes aprovechar para hacer unos estiramientos un poco más largos de lo normal, trabajando las zonas más doloridas.

Estas largas tardes son muy propicias para marcarte unas series de abdominales.

No está de más colocarte un poco de frío, o de calor, en las zonas más sensibles.

Puedes darte una vueltilla por los blogs y páginas de referencia sobre running para ponerte al día y leer todo lo que no te ha dado tiempo durante la semana.

Hilando con esto, también conviene una visita a youtube para ver unos vídeos. Nunca me canso de ver a Kilian Jornet bajando como fuera en una bici sin cadena. Si quieres una opción más castiza siempre puedes ver unos capítulos de Al Filo de lo Imposible.

Por supuesto, después de este entrenamiento invisible, puedes rematar la noche con un buen plato de pasta que te llene el depósito de nuevo.